¿Te podemos ayudar?

Teléfono: 958094545
info@granadaabogados.es

El Tribunal Económico-Administrativo Municipal del Ayuntamiento de Granada anula la providencia de Apremio de una sanción de tráfico y considera defectuosas todas las notificaciones anteriores practicadas en vía voluntaria al sancionado.

Posted by on Abr 19, 2016 in Casos Ganados | No Comments

El Tribunal Económico-Administrativo Municipal del Ayuntamiento de Granada (BOP. nº 33, de 17 de febrero de 2012) ha estimado, mediante Resolución de fecha 14 de marzo de 2016, la reclamación presentada por fgA contra la providencia de Apremio dictada en un expediente sancionador por infracción de tráfico.

La citada infracción o multa de tráfico había alcanzado la nada despreciable cuantía de 660 euros, como consecuencia de las sucesivas publicaciones, por parte del Ayuntamiento de Granada, en el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (T.E.S.T.R.A.) de la Dirección de Tráfico (D.G.T.), ante la imposibilidad de practicar notificaciones en el domicilio del sancionado.

El Ayuntamiento de Granada trató de notificar al interesado el requerimiento de identificación del conductor, la incoación de procedimiento sancionador y la resolución de imposición de sanción, en el domicilio del vehículo que constaba en los registros de la D.G.T. -concretamente en la Comunidad de Madrid- sin tener en cuenta que el interesado reside en Granada desde el año 2009. Los intentos fallidos de notificación en el citado domicilio dieron lugar a  la denominada publicación  edictal en el T.E.S.T.R.A.

defecto de notificación

Tal y como argumentó fgA en su reclamación, las citadas publicaciones deben reputarse defectuosas, por cuanto el Ayuntamiento de Granada pudo y debió agotar las posibilidades de notificación personal al interesado, antes de pasar a la notificación edictal, de carácter excepcional; una mínima diligencia en la actividad notificadora del Ayuntamiento, habría llevado a localizar el domicilio del afectado en Granada  y con ello a la correcta notificación de la sanción.

El Tribunal Económico-Administrativo Municipal de Granada ha estimado la citada reclamación, lo que ha supuesto para el interesado un ahorro de 660 euros, puesto que, a día de hoy, la infracción ha prescrito.

Deja un comentario