¿Te podemos ayudar?

Teléfono: 958094545
info@granadaabogados.es

¿Qué hacer en caso de despido?

Posted by on Abr 16, 2014 in Consejos | No Comments

Si te despiden, consejos

Un despido es una situación complicada que a menudo genera situaciones de inseguridad al trabajador. Para tratar de evitar ese tipo de situaciones o que esa inseguridad pueda devenir en indefensión, es conveniente que usted sepa cuáles son sus derechos y qué opciones tiene ante ese despido.

Desde fgA le ofrecemos algunos consejos básicos para asegurar una adecuada defensa desde el primer momento en caso de despido. Con independencia de estas indicaciones, usted debe contactar lo antes posible con un abogado que le ofrezca asesoramiento jurídico específico y adaptado a su caso

1.- Notificación del despido.

            ● El despido deberá ser notificado por escrito al trabajador, haciendo figurar los hechos que lo motivan y la fecha en que tendrá efectos. La fecha en la que el despido se hace efectivo determina igualmente el inicio del plazo de 20 días hábiles para impugnarlo judicialmente.

            ● La comunicación del despido debe ir acompañada de la propuesta de liquidación de cantidades adeudadas al trabajador, también conocida como “finiquito”. Si el trabajador tiene la más mínima duda sobre el contenido de ese finiquito, es importante que firme el documento añadiendo la expresión “no conforme”; de esta forma se asegura de recibir esa cantidad de dinero –aunque no sea correcta- sin perder el derecho a reclamar posteriormente.

            ●Con la finalidad de permitir al trabajador el debido asesoramiento o la necesaria asistencia, éste puede solicitar la presencia de un representante legal de los trabajadores en el momento de proceder a la firma del recibo del finiquito, haciéndose constar en el mismo esta circunstancia, o bien que el trabajador no ha hecho uso de esta posibilidad. Si el empresario impidiese la presencia del representante en el momento de la firma, el trabajador podrá hacerlo constar en el propio recibo, a los efectos oportunos.

            ● Puede ocurrir que el despido se comunique verbalmente – esto es, sin carta de despido- en cuyo caso el trabajador debe asegurarse de poder acreditar que ese despido efectivamente se ha producido, bien para poder probarlo en el acto del juicio, bien para evitar que el empresario alegue que ha abandonado su puesto de trabajo.

           La medida más eficaz en estos casos es que el trabajador remita al empresario, el mismo día en el que tenga lugar el despido verbal, un burofax en el que, tras exponer lo ocurrido, le requiera para que comunique el despido por escrito o, en su caso, para que readmita al trabajador.

2.- Reclamación del despido.

● Si el trabajador considera que su despido es injustificado, puede dirigirse contra el mismo, siguiendo los cauces legalmente establecidos. Para ello tiene 20 días hábiles a partir de la fecha en la que el despido sea efectivo (se excluyen del cómputo días festivos, sábados y domingos).

● Antes de acudir a los tribunales (Jurisdicción Social), es preceptivo presentar una demanda o papeleta de conciliación ante unidad de mediación que dependa de la autoridad laboral competente en cada Comunidad Autónoma.

● Al presentar la solicitud de conciliación se suspende el plazo de caducidad de 20 días. El cómputo del mismo se reanuda al día siguiente de intentada la conciliación, o bien transcurridos 15 días desde su presentación sin que se haya celebrado. De cualquier modo, transcurridos 30 días sin que se haya celebrado el acto de conciliación, se considerará terminado el procedimiento y cumplido el trámite.

● Si tras el acto de conciliación no hay acuerdo entre las partes, el trabajador podrá interponer su demanda ante el Juzgado de lo Social, dentro de los días que falten hasta cumplir el plazo de 20 días (que se reanuda tras la resolución de la autoridad laboral en este acto)

3.- Algunas preguntas frecuentes:

● ¿Tengo a derecho a paro en caso de despido?

Todos los trabajadores pueden solicitar la prestación por desempleo en un plazo de 15 días a partir de la fecha de efecto del despido (quedan excluidos los trabajadores que hayan cesado voluntariamente en su puesto de trabajo).

● ¿Es lo mismo finiquito e indemnización en caso de despido?

            Son conceptos distintos, aunque directamente relacionados.

            El finiquito se integra por la liquidación o saldo de cuentas final de las obligaciones devengadas durante la relación laboral que se extingue y suele acompañarse a la notificación de despido (puede estar integrado por la cantidad correspondiente a la parte de las vacaciones no disfrutadas o por la parte proporcional de pagas extraordinarias, entre otros)

   La indemnización por despido es la cantidad de dinero que el empresario debe entregar al trabajador cuando pone fin a la relación laboral existente, en los supuestos y cuantía establecidas por la ley (Estatuto de los Trabajadores). Esta cantidad puede estar integrada en el finiquito o entregarse de forma independiente. Respecto a los tipos de indemnización previstos:

Por despido improcedente corresponden 33 días por año con un máximo de 24 mensualidades, al igual que si es un cese por voluntad del trabajador o por un retraso o impago de salarios. Si el despido es por causas objetivas, o por un ERE (por causas económicas, organizativas, técnicas, etc) disminuye a 20 días por año con un máximo de 12 mensualidades.